Los biolubricantes son lubricantes que están fabricados a base de sustancias orgánicas de origen vegetal o animal en lugar de derivados del petróleo. Esto hace que sean mucho más sostenibles con el medio ambiente, ya que son biodegradables, y menos contaminantes con el agua y el suelo.

Los biolubricantes deben cumplir una serie de especificaciones de rendimiento necesarias para su uso en aplicaciones industriales. Es el caso, por ejemplo, del biolubricante ENVIRON de Petro-Canadá Lubricants, un producto de alta calidad que no contiene metales pesados, no es tóxico y se puede reciclar.

Ventajas de los biolubricantes

Los lubricantes se hallan en constante evolución y mejora para hacerlos cada vez más eficientes y de más alto rendimiento.

Sus ventajas para tu empresa (y para residencias) son numerosas y más que interesantes, destacando especialmente el hecho de que sean biodegradables, menos tóxicos que los lubricantes convencionales y con mayores propiedades.

Son biodegradables y menos tóxicos

Los lubricantes se degradan fácilmente en el medio ambiente. Por tanto, no causan contaminación ni dañan la vida silvestre o los ecosistemas acuáticos.

Por qué usar biolubricantes en tu empresa

Al mismo tiempo, son menos tóxicos que los lubricantes convencionales, lo que se traduce en un menor daño para los seres humanos si se liberan accidentalmente al medio ambiente.

ENVIRON de Petro-Canadá Lubricants es uno de los más claros ejemplos de esta ventaja de los lubricantes.

No en vano, se trata de un producto no tóxico, de muy poco olor, reciclable e inherentemente biodegradable. Con él se producen menos cambios de aceite y menos depósitos de barniz y lodo.

Son renovables y menos inflamables

Los biolubricantes se obtienen a partir de recursos renovables como plantas y algas, ofreciendo una mayor vida útil del aceite, una protección antidesgaste superior y una mayor estabilidad térmica y oxidativa. En cambio, los lubricantes convencionales se obtienen a partir de combustibles fósiles no renovables

Por otro lado, los biolubricantes son menos inflamables que los lubricantes convencionales, por lo que son menos dados a causar posibles incendios. Ten en cuenta que, la mayoría de lubricantes, poseen condiciones específicas por las cuales pueden volverse inflamables y producir riesgos de llamas.

Los biolubricantes son menos tóxicos

Cuentan con mejores propiedades lubricantes

Otra de las grandes ventajas de los biolubricantes es que pueden disponer de mejores propiedades lubricantes.

Todo dependerá del tipo de biolubricante utilizado, pero, por lo general, suelen contar con un menor punto de inflamación, menor viscosidad, menor punto de congelación, etc.

ENVIRON de Petro-Canadá Lubricants, precisamente, es un biolubricante que ofrece una mayor vida útil del aceite y una excelente protección frente al desgaste, la herrumbre y la corrosión.

Además, brinda una alta resistencia a la espuma y posee un excepcional rendimiento en liberación de aire. Por último, ofrece también una gran capacidad para separarse del agua y estabilidad hidrolítica.

Los biolubricantes, en definitiva, son una alternativa más sostenible y menos dañina para el medio ambiente que los lubricantes convencionales. Un producto con excelentes propiedades lubricantes, renovable y menos inflamable.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *